jueves, 1 de febrero de 2018

Describiendo a... (e-LXXIII)

Título: Atrapando un sueño (en el idioma original, Dream Chaser).

Autor: Sherrilyn Kenyon.

Sinopsis: Condenado por los dioses a vivir su existencia sin emociones, Xypher escoge la búsqueda de las mismas, para sentir otra vez en los sueños de los humanos, sólo para encontrarse a sí mismo condenado a morir. Pero se le da una última oportunidad como indulto. Convertido en humano durante un mes, debe redimirse en ese tiempo o Hades le devolverá al Tártaro y a su tortura. Simone Dubois es una forense, a la cual no le asusta cualquier cosa, especialmente por ser una psíquica, además de poder ver y oír a las personas con las que está trabajando. Cuando le llevan a otra víctima, no piensa demasiado en ello, hasta que él se levanta de la mesa y empieza a irse. [...] (Extracto de la introducción).

Formato: epub.

¿Qué les puedo decir? Continuamos con las entregas que parecen no tener absolutamente nada qué ver con personajes que podemos clasificar como "principales" de la saga de Cazadores Oscuros. Bueno, no mucho. Hay cameos de gente que conocemos, sí, pero al mismo tiempo la autora nos presenta otros detallitos que... Bueno, si creíamos que la mitología griega era un lío tal como la conocemos, la versión de Kenyon con otras culturas por desarrollarse, no se queda atrás. Avisados quedan, así como que probablemente dé spoilers de libros anteriores.

En El diablo puede llorar, se vio por primera vez a Xypher, quien gracias a un trato con Hades, obtuvo una temporada en el mundo mortal. Él quiere ese tiempo para vengarse de la persona que lo condenó no a los Campos Elíseos, sino a una eternidad de torturas, así que cuando le ponen obstáculos, no está nada contento. Menos cuando el obstáculo es una mujer cuya excentricidad es ver fantasmas y trabajar de forense.

El cómo se arma el lío entre Xypher y la mujer en turno (Simone) al principio es de risa. No, no significa que no es malo para alguno de los dos; de hecho, Xypher quiere librarse de ella y viceversa porque se están estorbando, pero por el momento no pueden y eso crea ciertos conflictos. Por si fuera poco, no pueden evitar portarse mal uno con el otro porque no tienen ni idea de lo que puede ser malinterpretado. Ya saben, de esas veces que sueltas algo medio cruel intentando hacer bromas, pero que al otro le pega porque está muy cerca de la verdad... Oh, sí, hay algo de eso.

El buen humor no abandona a Kenyon, así como su gusto por ir conectando a todos sus protagonistas, poco a poco. Xypher quizá sea un malhumorado sin alma y Simone, tal vez, parezca no demasiado cuerda, pero tienen su encanto. Eso y algunos otros personajes que conocemos por su intervención, que en lo personal, terminaron cayéndome muy bien, hasta me hicieron gracia y todo. Sobre todo cierta especie de demonio (sí, de demonio, no enloquecí).

Si debo decir algo, es que este libro está bien para pasar el rato en lo que se pasa al siguiente de la saga, aunque yo que ustedes, si lo lee, tomaría nota de cada personaje interesante que llegara a surgir, porque puede que después su nombre vuelva a salir y dar una sorpresa. Se los digo en serio.

Cuídense mucho y nos leemos a la próxima.

(Leído en 2017)

jueves, 25 de enero de 2018

Describiendo a... (e-LXXII)

Título: La luna de la medianoche (en el idioma original, Upon the Midnight Clear).

Autor: Sherrilyn Kenyon.

Sinopsis: Hubo un tiempo en que Aidan O’Conner era una celebridad mundialmente famosa que daba todo de sí y su dinero sin esperar nada a cambio. Hasta que aquellos a su alrededor tomaron sin preguntar. [...]. Ahora es un hombre que no quiere nada del mundo o nadie que sea parte de él. Nacida en el Olimpo como una diosa, Leta no sabe nada del mundo humano. Pero un despiadado enemigo la ha conducido desde el mundo de los sueños, hacia la casa del único hombre que conoce. Sus poderes inmortales se derivan de las emociones humanas y la ira de Aidan y su hostilidad son justo el combustible que necesita para defenderse. [...] (Extracto de la introducción).

Formato: epub.

¿Qué les puedo decir? Cuando salió en La Lata que leyera los libros pendientes que tenía de los Cazadores Oscuros, dudé en añadir las entregas que tenía solo en electrónico, porque eran más que las físicas y me llevaría un tiempo. Sin embargo, recordando que normalmente esos libros no me duran mucho (más cuando me entusiasmo con ellos), ¿por qué esperar? Así la cosa, a lo que interesa.

Un viejo mal griego despierta, contra todo lo que creyera aquella que lo venció antes, la diosa Leta. Se sabe que no debería dejarse libre por el mundo a ese mal, así que Leta se prepara no solo para enfrentarlo de nuevo, sino para conocer un mundo humano que hace siglos que no mira, todo para llegar a quien puede proporcionarle recursos para derrotar a su enemigo.

Por otro lado, Aidan O'Conner es un famoso actor actualmente retirado. Mejor dicho, se ha vuelto un ermitaño debido a que, de ser una persona feliz y generosa, pasó a ser alguien de quien se aprovecharon hasta hartarse. Con todo lo que le ocurrió, Aidan ya renegó de todo, hasta de lo que lo hacía feliz antes (como hacer sus películas), pero ignora que algo lo hará salir de su aislamiento de amargura, aunque muy a su pesar. Y sí, no es algo que él pueda manejar, así que recibirá ayuda extra.

Si les soy sincera, este libro se me hizo relativamente corto. No sé si porque lo leí en electrónico o en serio lo leí rápido (lo que en la serie de Kenyon, como ya dije, es frecuente). Y como pocas veces, el que me cae mejor es el protagonista masculino, porque se siente un poquito menos ficticio que los demás (obviando el hecho de que Leta es una diosa, aclaro): Aidan es de esos hombres que no lo tuvo fácil, pero quiso algo, se esforzó, lo hizo todo como se debía y triunfó, teniendo una mala racha causada por las envidias de los demás. Eso a cualquiera le puede pasar, no solo a quien se vuelve artista famoso como este personaje. Por lo tanto, me parece que Aidan puede enseñarle algo a quienes comienzan a creer que no tienen a nadie sincero a su alrededor.

Y si se preguntan por qué de pronto aparecen personajes que poco o nada se relacionan con aquellos de entregas precedentes... Bueno, yo que ustedes no hablaba todavía. Kenyon así se las gasta: a veces, en una de sus entregas de esta saga te planta enfrente unos personajes que no sabes qué vela tienen en el entierro, pero en entregas posteriores ¡zas!, resulta que hacen un cameo. Lo anterior, por si no se ha notado, es una de las cosas por las que me sigue sorprendiendo de Kenyon.

Cuídense mucho y nos leemos a la próxima.

(Leído en 2017)

miércoles, 17 de enero de 2018

Describiendo a... (CCXXVII)

Título: El diablo puede llorar (en el idioma original, Devil May Cry).

Autor: Sherrilyn Kenyon.

Sinopsis: Hace miles de años Sin fue engañado por Artemisa, que le arrebató sus poderes, lo convirtió en su esclavo y lo encadenó a la existencia solitaria, fría y letal de los Cazadores Oscuros. Desde esa noche él no ha confiado en nadie y solamente ha alimentado un sueño: volver a ser quien fue para vengarse de la diosa. Pero cuando parece que al fin podrá cumplirse su deseo, un mal de tiempos inmemoriales despierta y una joven irrumpe en su vida. [...] (Extracto de la contraportada de mi ejemplar).

miércoles, 10 de enero de 2018

Describiendo a... (CCXXVI)

Título: El cazador de sueños (en el idioma original, The Dream-Hunter).

Autor: Sherrilyn Kenyon.

Sinopsis: [...] Arik solo puede sentir a través de los sueños de los mortales. [...] Y por fin ha encontrado a alguien cuyos sueños, intensos y subyugantes, colman ese vacío que anidaba en su interior. La doctora en arqueología Megera Kafieri ha dedicado seis años a intentar cumplir la promesa que le hizo a su padre: demostrar que la Atlántida existió. Ha viajado hasta Grecia, pero ella y su equipo solo encuentran problemas y obstáculos. Y su suerte no parece cambiar cuando el barco de la expedición rescata a un náufrago. [...] (Extracto de la contraportada de mi ejemplar).